EL SUICIDIO – Una solución falsa que viene del engañador

El suicidio es una acción de quitarse voluntariamente la vida. Y muchos creen que es una salida perfecta pero se engañan porque el suicidio no es la solución. En la Biblia encontramos casos de personas que se suicidaron, tal el caso de Saúl, de Ahitofel, de Zimri, de Sansón y de Judas Iscariote, pero estos casos no son un ejemplo a seguir sino un ejemplo a evitar.

En el Perú durantes las fiestas de Navidad y fin de año constituyen fechas en que suele incrementarse las tasas de suicidios por sentimientos de soledad, desesperanza y pobreza de espíritu. En el caso de los niños, las bajas notas, el perder el año escolar, el maltrato excesivo o el temor al castigo por parte de los padres, les llevan a tomar una determinación fatal.

¿Cuáles son los indicios frente al suicidio?

Los padres deben estar conscientes de las siguientes señales que pueden indicar que el adolescente o cualquier persona está contemplando el suicidio:

  • cambios en los hábitos de dormir y de comer,
  • retraimiento de sus amigos, de su familia o de sus actividades habituales,
  • pérdida de interés en sus pasatiempos y otras distracciones,
  • actuaciones violentas, comportamiento rebelde o el escaparse de la casa,
  • uso de drogas o de bebidas alcohólicas,
  • abandono poco usual en su apariencia personal,
  • cambios pronunciados en su personalidad,
  • aburrimiento persistente, dificultad para concentrarse, o deterioro en la calidad de su trabajo escolar,
  • quejas frecuentes de síntomas físicos, tales como: los dolores de cabeza, de estómago y fatiga, que están por lo general asociados con el estado emocional del joven,
  • poca tolerancia a los elogios o los premios.

El adolescente que está contemplando el suicidio también puede:

  • quejarse de ser una persona mala o de sentirse “abominable”,
  • lanzar indirectas como: “no les seguiré siendo un problema”, “nada me importa”, “para qué molestarse” o “no te veré otra vez”,
  • poner en orden sus asuntos; por ejemplo, regalar sus posesiones favoritas, limpiar su cuarto, botar papeles o cosas importantes, etc.,
  • ponerse muy contento después de un período de depresión, y
  • presentar síntomas de psicosis (alucinaciones o pensamientos extraños).

¡Peligro! Cuando escuchas estas frases en la vida de una persona y dice, “yo me quiero matar” o “yo me voy a suicidar”, tómelo muy en serio y llévelo a un consejero espiritual Proverbios 11:14 Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; Mas en la multitud de consejeros hay seguridad. o a un médico para que evalúe la situación. La gente se siente incómoda y no le gusta hablar sobre la muerte. Sin embargo, puede ser muy útil preguntarle al joven si está deprimido o pensando en el suicidio. Esto no le “pone ideas en la cabeza”; por el contrario, le indicará que hay alguien que se preocupa por él y que le da la oportunidad de hablar acerca de sus problemas.

¡Atención! Si una o más de estas señales ocurre, los padres necesitan hablar con su hijo acerca de su preocupación y deben buscar consejería espiritual. Con el apoyo moral de la familia y con tratamiento profesional, los niños y adolescentes con tendencias suicidas se pueden recuperar y regresar a un camino más saludable de desarrollo.

* Frente a todo esto debemos tener en cuenta 4 puntos en cuanto al suicidio:

1. LA FUENTE DEL SUICIDIO.- Según el doctor Querol, quien es psicoterapeuta y catedrático de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, nos demuestra de donde procede el divorcio y destaca que entre el 60 a 80 por ciento de los suicidios obedece a un cuadro de depresión y que en un 30 por ciento de los casos influye el alcohol.

¿Cuáles son los factores que desencadenan la depresión?

Los factores desencadenantes que incrementan la depresión y desesperanza son todas las situaciones de pérdida emocional, económica, de la dignidad, la honra, una enfermedad incurable, que parecen sin solución.

¿Cuál es el diagnóstico más frecuente del suicidio?

Los diagnósticos clínicos más frecuentes asociados al suicidio fueron: trastorno depresivo mayor (39.4%) y trastorno reactivo con síntomas depresivos (35.5%); un 23% está asociado también con abuso de alcohol y sustancias. El suicidio es como una voz que te esta acosando diciéndote que no vales y que no hay solución; esto es solo la voz del diablo, como una mentira que te atrae hacia el infierno. Él es mentiroso y padre de mentiras Juan 8:44 él es un homicida cuidado no escuches su voz. Juan 10:10.

¿Cuál es la fuente principal del suicidio?

* El Poder del Pecado que te arrastra a encontrarte solo en un mundo de caos y desesperación que no te comprende. Santiago 4:1 nos dice: “¿De donde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?” Aquí Santiago deja claro que el conflicto viene de nuestro interior. Las guerras, los pleitos no son cosas de afuera sino de adentro. Y viene del mismo Satanás que esta impulsando al suicidio y te susurra muy adentro tuyo y te dice que no vale la pena seguir viviendo.

* El Poder de Satanás En Juan 10:10 Jesús dijo: “el ladrón (que es el diablo) no viene sino para hurtar, matar y destruir” En Marcos 5 vemos a un joven endemoniado, él iba desnudo, cortándose con piedras filosas pues despreciaba su vida, el Diablo había tomado posesión de ella y el suicidio parecía el camino más acertado. Pero Jesús llegó para darle vida y vida en abundancia.

2. LA FATALIDAD DEL SUICIDIO.- Es una fuerza a la que se atribuye la determinación de lo que ha de suceder. El suicidio, asociado a diferentes cuadros, ocupa el cuarto lugar como causa de muerte violenta en Lima, constituyendo el 8% de éstas (Instituto de Medicina Legal, 2001).

¿Cuáles son los motivos más frecuentes del suicidio?

Se observa, además, que por cada mujer que se suicida se suicidan dos varones. En un estudio anterior realizado en el INSM Honorio Delgado-Hideyo Noguchi se mencionan los motivos más frecuentes asociados al suicidio:

  • conflictos conyugales (29.6%),
  • conflictos familiares (27.6%),
  • conflictos sentimentales (22.1%), etc

¿Cuál es la estadística alrededor del mundo?

La Organización Mundial de la Salud, publicó hace tiempo una estadística, según la cual, cada año se producen en el mundo alrededor de cinco millones de intentos de suicidio y solamente el 10%, es decir 500.000, logran su objetivo. Esto significa que cuatro millones y medio de personas en el mundo quedan con algún tipo de discapacidad, cada año, como consecuencia de un fallido intento de suicidio.

La fatalidad no solo es la perdida de vida o discapacidad sino que también espiritual ya que el problema es emocional.

La fatalidad de lo que va a suceder da como resultado de una vida que esta en crisis: En Juan 3:19 Jesús dijo: “y esta es la condenación…” (en el griego la palabra “condenación” es la palabra “crisis”), por lo tanto lo que esta diciendo: “y esta es la crisis…” ¿Cuál es la crisis? “Que la luz vino al mundo y los hombres amaron más las tinieblas que la luz porque sus obras eran malas, porque todo aquel que hace lo malo aborrece la luz y no viene a la luz para que sus obras no sean reprendidas, mas el que practica la verdad viene a la luz para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.”

La crisis ataca primero al intelecto, luego a la emoción y termina con la voluntad del hombre.

3. LA FORTALEZA EN EL SUICIDIO.- La fuerza y vigor para salir de esta trampa. Es la presencia de Dios en tu vida como lo fue en la vida de Elías y la poderosa mano de Dios puede restaurar tu vida como un jarro roto lo une en perfecta armonía….

¡Atención! ¡No te encuentras solo! La Biblia dice que ni aún un cabello de nuestra cabeza cae al suelo sin que nuestro Padre celestial lo sepa.

¿Cuándo empieza la fortaleza frente al suicidio?

Empieza cuando reconocemos que nuestro:

  •  Intelecto.- Esta lleno de pensamientos negativos en cuanto a tu persona
  • Emoción.- Estas en una etapa depresiva que ya no te amas a ti mismo ni a los demás
  • Voluntad.- Tus decisiones están basadas en lo que piensa y siente y determinas con quitarte la vida. Y esto es lo que paso con:

Jonás.- Jonás 4:3 donde oró luego de la salvación de Nínive: “Ahora pues OH Jehová te ruego que me quites la vida; porque mejor me es la muerte que la vida.

Elías.- 1Reyes 19:9 y 10: “Vino a él palabra de Jehová, el cual le dijo: ¿Qué haces aquí Elías?, él respondió: he sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.”

  • Dios te ama por lo que eres, no por lo que tienes.
  • Dios te ayudará no por que te mereces, sino por su gracia.
  • Elías perdió la confianza en Dios (2Cro.19:4)
  • Jonás perdió compasión y no quería aceptar la voluntad de Dios para su vida (Jonás 4:9)
  • Judas perdió su oportunidad de redención por un suicidio. (Mateo 27)

4. ¿Cómo atacar el suicidio?

La fortaleza frente al suicidio se contra ataca cuando lo tratamos como un pecado, y ¿cuál es el pecado? que te crees dueño de tu vida y para esto debemos trabajar en nuestro:

  • Intelecto.- Reconocer hemos pecado y estamos en una crisis, y que vamos rumbo al infierno.
  • Emoción.- aceptar el amor de Dios y creer que Jesucristo murió en la cruz por nuestros pecado y que su sangre nos compró y nos limpia de todo pecado, Y trae esperanza a nuestras vidas porque él es un Dios vivo.
  • Voluntad.- Tengo que pedirle perdón por todos mis pecado e invitarle entrar a mi corazón como el salvador de mi vida.

Y como resultado de todo esto tengo que:

  • Intelecto.- Empezar a conocer más de Dios.
  • Emoción.- Empezar amar más a Dios.
  • Voluntad.- Empezar a obedecer a Dios.

AUTOR: Juan Carlos López

 

Anuncios