LOS ADULTOS ACONSEJAN

Control de la lengua

«Controlen la lengua». Es probable que se cometan más pecados y se haga más daño por un mal uso de este pequeño miembro, que por ningún otro medio. La facultad del habla es una de las más útiles con que Dios nos ha dotado, pero es sumamente susceptible de ser mal utilizada. La Escritura llama, por tanto, «varón perfecto» (Stg 3:2) al hombre que es capaz de dominar la lengua, y afirma también que «si alguno se cree religioso… y no refrena su lengua… la religión del tal es vana» (Stg 1:26). Las palabras que pronunciamos son una exacta indicación del estado moral de nuestra mente. «Porque por tus palabras —dice nuestro Señor— serás justificado, y por tus palabras serás condenado» (Mt 12:37). Los pecados de la lengua no solo son más numerosos que los demás, sino que algunos de ellos son los más horribles que el ser humano puede cometer (el pecado que no tiene perdón, es un pecado de la lengua).

Related image

No es solo que debemos evitar toda profanidad, obscenidad y falsedad, sino que debemos esforzarnos constantemente para que nuestra conversación sea útil. Estén siempre dispuestos a comunicar conocimiento, a sugerir ideas provechosas, a recomendar la virtud y la religión, a reprender el pecado, y a dar gloria a Dios. Tengan cuidado de hablar mal de otras personas. El hábito de la detracción es uno de los peores que pueden contraer y señala siempre la presencia de un corazón envidioso y maligno. En lugar de prostituir este miembro activo y útil usándolo para la calumnia, utilícenlo para defender al inocente y al que sufre.

Permítanme sugerir las siguientes breves reglas para el control de la lengua:

  • Eviten la locuacidad. «En las muchas palabras no falta pecado» (Prov 10:19). Si no tienen nada que comunicar que pueda ser útil, guarden silencio.
  • Piensen antes de hablar. Cuántas angustias y dolorosas experiencias se evitarían obedeciendo este simple precepto.
  • Sean especialmente cautelosos en lo que respecta a decir cualquier cosa en forma de promesa, sin haberlo considerado con atención.
  • Sean escrupulosamente cuidadosos con la verdad, hasta en los detalles más pequeños y en todo lo que dicen.
  • Nunca digan cosas que puedan suscitar algún tipo de mal sentimiento en la mente de otras personas. Estén siempre dispuestos a expresar buenos sentimientos, especialmente los que puedan ser útiles para los jóvenes.
  • Escuchen respetuosamente las opiniones de los demás, pero nunca se olviden de dar testimonio, de manera modesta pero firme, contra el error. «Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal. Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes». (Col 4:6; Ef 4:29)

Una buena conciencia

Mantengan una buena conciencia. Aunque la maldad no tuviera otro castigo que las punzadas de la conciencia que siguen a las malas acciones, ello sería razón suficiente para que cualquier persona evitara aquello que produce tanto dolor. No hay sufrimiento de la mente humana tan intolerable e irremediable como el remordimiento de la conciencia. Un sufrimiento que se aviva cada vez que la persona trae a su mente la acción cometida. Es cierto, la conciencia, por medio del error y reiterada resistencia a sus dictados, puede llegar a insensibilizarse, «cauterizada como con un hierro incandescente», pero esta aparente muerte de la sensibilidad moral no es sino un adormecimiento. Cuando menos se espera y en circunstancias de lo más inoportuno, la conciencia puede despertar y ejercer un poder más intenso que nunca. Aunque por largos años parecía no registrar los pecados cometidos, ahora la conciencia demanda e impone su consideración.

Image result for ancianos y jovenes

Los hermanos de José parecían haber olvidado su conducta desnaturalizada y cruel al venderle como esclavo a un país extranjero; sin embargo, tras muchos años se encontraron en aquella misma tierra, rodeados de dificultades y peligros, y el recuerdo de su pecado se precipitó dolorosamente en su mente y les arrancó confesiones de culpabilidad. «Dios —dijeron— ha hallado la maldad de tus siervos» (Gn 44:16). «Y decían el uno al otro: Verdaderamente hemos pecado contra nuestro hermano, pues vimos la angustia de su alma cuando nos rogaba, y no le escuchamos; por eso ha venido sobre nosotros esta angustia» (Gn 42:21).

Las personas pretenden a menudo escapar de las punzadas de una conciencia culpable trasladándose a otro lugar, pero este remedio es inefectivo. El transgresor puede cruzar el océano, atravesar las montañas más elevadas o esconderse en los oscuros recovecos del desierto, pero no puede huir ni ocultarse eficazmente de su torturador. En algunos casos, la agonía del remordimiento se ha hecho tan intolerable, que quienes han cometido actos muy perversos han preferido «el suicidio, y la muerte» a una desdichada existencia, y se han precipitado a la presencia de su juez antes de que este les llamara. Y en otros casos, personas que han cometido delitos de sangre han encontrado tan intolerable la angustia del remordimiento que se han entregado voluntariamente a la justicia y con una confesión abierta se han declarado culpables, cuando no había testigos humanos que pudieran demostrar su culpa.

Pero ¿quién hay que no haya cometido pecados, cuyo recuerdo le cause un terrible dolor? Y a menudo, cuando miramos atrás, tales actos se oponen obstinadamente a nuestro descanso. Ningún esfuerzo por nuestra parte puede borrar estas cosas de la memoria. Aunque procuremos apartar los ojos de estos desagradables recuerdos, la dolorosa imagen regresa de nuevo, y aquellas personas cuya conciencia no está cauterizada, se sienten perseguidas por la culpa, como por un fastidioso espíritu. Sus pecados les encuentran y les miran de frente, cuando el peligro amenaza o les sorprende la calamidad. No es fácil explicar por qué nuestra sensibilidad moral es unas veces mucho más intensa que otras; pero es un hecho patente, del que posiblemente todos somos conscientes.

Puede, sin duda, existir una morbosa forma de sensibilidad, una irracional y atemorizada aprensión de la conciencia, que es una enfermedad verdadera y preocupante, y solo remite a base de remedios físicos juiciosamente aplicados. La depresión no es fruto de impresiones religiosas, sino uno de los más infelices estados de la mente, producidos por una perturbación del organismo físico, y que hace que quien lo padece fije sus pensamientos en las cosas más terribles y sombrías. Lo mismo se aplica a la demencia. Muchas personas albergan fuertes prejuicios contra la religión experimental, puesto que consideran que esta pone en peligro la razón, y hace enloquecer a las personas tímidas y deficientes mentalmente.

No hay duda de que cualquier emoción o pasión intensa puede, cuando hay una predisposición a la enfermedad, perturbar el normal ejercicio de la razón. Decir, sin embargo, que este peligro es mayor en las personas profundamente religiosas que en las demás, carece por completo de fundamento. Puede concederse que el fanatismo puede derivar hacia la demencia. De hecho, estoy convencido desde hace tiempo que el fanatismo, especialmente en sus formas más moderadas, no es sino una especie de demencia. No tengo otra hipótesis para explicar las opiniones y conducta de algunas personas que se han apartado por los excesos del entusiasmo. ¿Pero acaso la mejor forma de guardarnos contra esta clase de trastorno mental es el rechazo de lo religioso, y el abandono a los vicios y la infidelidad? ¡De ningún modo! Quienes se refugian en estas cosas descubren que son «refugios de la mentira» (Is 28:17). El único remedio eficaz contra el sufrimiento de una mente perturbada y una conciencia culpable es la verdadera religión. Para esta herida, el bálsamo de Galaad es el único medicamento que ha demostrado ser eficaz. Aquellas personas que pueden apreciar una esperanza viva y feliz más allá de la muerte, que ven a Dios como un Padre con quien están reconciliados, y que sienten benevolencia hacia todos los seres humanos, tienen sin duda en ellos mismos los ingredientes de una paz mental permanente.

Cuando les aconsejo, queridos jóvenes, que mantengan una buena conciencia, quiero decir, que deben, en primer lugar, esforzarse por obtener esta inestimable bendición por la aplicación de «la sangre rociada» (Heb 12:24). Hasta que el alma ha sido justificada y el pecado perdonado, no puede haber verdadera paz de conciencia. Mientras las demandas de la ley siguen sin cumplirse y esta dicta contra nosotros el castigo que merecen nuestros pecados, ¿qué hay en el universo que pueda darnos paz? Sin embargo, cuando, por la fe, el alma hace suya la expiación y ve que esta cumple todas las demandas de la ley, y que la cruz, no solo satisface la justicia, sino que la ilustra gloriosamente, la persona siente un inmediato alivio de la agonía de la culpa y su ser se llena de la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento. El gran secreto de la verdadera paz es, pues, una fe viva en la sangre de Cristo. Pero si quieren mantener una conciencia pura y disfrutar la paz, no solo deben obtener el perdón de los pecados pasados, sino procurar también no pecar más en el futuro. La ley de Dios es muy amplia y si queremos mantener la paz de conciencia, hemos de adaptar nuestras acciones a sus preceptos con santa y persistente diligencia.

Una buena conciencia es siempre una conciencia iluminada. El error puede llevar a un hombre a creer que está sirviendo a Dios, cuando en realidad, está persiguiendo a su pueblo; pero esta persona no tiene una buena conciencia. Alguien puede obrar muy concienzudamente y, al mismo tiempo, de manera muy perversa. Supongo que los adeptos de las supersticiones más absurdas y perversas actúan según los dictados de su conciencia cuando sacrifican seres humanos y exponen a la muerte a sus hijos o a ellos mismos; pero ¿quién diría que es buena una conciencia que permite estas cosas? El conocimiento de la verdad está, pues, en el fundamento de una buena conciencia. No hay nada tan importante para el hombre como la verdad, por lo cual la Escritura dice, «compra la verdad y no la vendas» (Pr 23:23).

Pero muy a menudo no se atiende a la conciencia cuando esta dicta correctamente lo que debe hacerse o evitarse. Hostigados por las urgencias de nuestros apetitos, la tormenta de las pasiones y el incesante ajetreo del mundo, no prestamos atención a los susurros de la conciencia. En muchos casos en que las personas obran mal, estas tienen un presentimiento de que lo que pretenden hacer no es correcto o, al menos, una sugerencia de que deberían inquirir y considerar cuál es su deber. Algunas personas que son muy concienzudas en cuestiones importantes, parecen no tener discernimiento moral en otras relativamente menores.Image result for ancianos y jovenes

El hábito de consultar el sentido moral de todas las cosas es de gran importancia. Antes de actuar, consideren lo que van a hacer y tengan cuidado de la falsa coloración que la pasión y los intereses personales introducen en los temas de nuestro deber. Apóyense en lo seguro. Cuando tengan dudas sobre el carácter de una determinada acción, no se aventuren; antes de llevarla a cabo estén plenamente convencidos en su mente, «porque todo lo que no proviene de fe es pecado» (Ro 14:23). Algunas personas son muy concienzudas y puntillosas acerca de pequeños detalles, pero negligentes sobre las cuestiones más importantes de la ley. Así es la conciencia de los hipócritas. Otros tienen una conciencia que les molesta, porque nunca han examinado y limpiado completamente la infectada herida de la culpa, sino que tan solo la han tratado de manera superficial. Su arrepentimiento no ha sido suficientemente profundo ni completo; siguen tolerando pecados secretos. Mientras esta sea la situación es imposible tener una buena conciencia. El remedio que Dios prescribe es un sincero arrepentimiento, humillación y confesión y donde faltan estas cosas la conciencia no estará en paz.

Sea cual sea la dolencia o defecto moral que nos envuelve, es algo que Dios aborrece y que contrista a su Espíritu Santo. Dios nos deja justamente en una situación de oscuridad, esterilidad y sufrimiento, puesto que no hemos deseado verdaderamente ser liberados del pecado, sino que le presentamos vanas excusas por nuestras faltas. En este caso les aconsejo que busquen, especialmente, la obra del Santo Consolador. Solo mediante su divina influencia podrán mantener una buena conciencia. Y si se dan cuenta de que han contristado al Espíritu y que carecen de su consuelo, no descansen hasta experimentar nuevamente la paz y el gozo, que son fruto de su morada en nosotros.

 

Fuente:

A. Alexander, Consejos de Los Ancianos a Los Jóvenes, ed. Guillermo Powell, trans. Pedro L. Gómez (Bellingham, WA: Editorial Tesoro Bíblico, 2016).

Anuncios

¿ERES ADICTO A LOS VIDEOJUEGOS?

El “trastorno por videojuegos” ya se considera una enfermedad mental.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de reconocer que es un problema mental al incluirlo en su próxima edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11), que no se actualizaba desde 1992.

Videojuegos niñosLa guía -que será publicada este año- contiene los códigos, signos y síntomas de cada trastorno, y es usada por médicos e investigadores de todo el mundo para diagnosticar enfermedades.

En el borrador del documento, la institución líder global en cuestiones de salud pública describe la adicción a los videojuegos como un patrón de comportamiento de juego tan grave que “prevalece frente a otros intereses vitales” de quien lo padece.

Algunos países ya lo habían identificado como un problema de salud público importante e incluso cuentan con clínicas privadas para “tratar” la condición, como es el caso de Reino Unido.

En Corea del Sur el gobierno limitó las horas de videojuegos a menores de 16 años, en Japón alertan a los jugadores si pasan demasiado tiempo jugando y en China el gigante tecnológico Tencent también puso límites.

Pero esta es la primera vez que la OMS da un paso firme y cataloga este comportamiento como enfermedad.

Según la institución, el problema se hace evidente tras un periodo de al menos 12 meses “para que pueda identificarse el diagnóstico”, aunque en ocasiones puede diagnosticarse antes “si los síntomas son severos”.

BBC

Los 3 criterios a tener en cuenta:

  • Falta de control sobre el juego (frecuencia, intensidad, duración): este síntoma implica que la persona es incapaz de controlar su conducta hacia el videojuego y no puede poner límite al tiempo que invierte en esa actividad ni a las veces que lo hace durante el día o la semana.
  • Aumento de prioridad que le da al juego: se convierte en algo por encima de otros intereses vitales y rutinas del día a día.
  • Continuación o escalada del juego, a pesar de las consecuencias negativas: no importa el daño que esté haciendo a su salud o a su situación vital, el afectado continúa jugando o lo hace cada vez más.
BBC

La OMS dijo que el nuevo trastorno se aplica tanto a juegos digitales como a videojuegos que se utilizan a través de videoconsolas o por conexión a internet.

La medida ha sido bien recibida por parte de algunos especialistas, pero también ha despertado críticas.

“En el punto de mira”

Richard Graham, especialista en adicciones tecnológicas en el Hospital Nightingale de Londres, en Reino Unido, le dice a la BBC que la decisión de la OMS “es importante porque genera la oportunidad para crear más servicios especializados“.

“Lo sitúa en el punto de mira como algo que hay que tomarse en serió”, añade Graham.

Sin embargo, señala también que también comprende a quienes no crean que la condición deba ser medicada: “Es posible que cree confusión en los padres cuyos hijos son, simplemente, jugadores entusiastas”.

Graham dice que cada año estudia 50 nuevos casos de adicción digital y que su criterio se basa es si la adicción afecta a elementos básicos de la vida y el entorno del individuo, como el sueño, la alimentación, la vida social o la educación.

El especialista explica que una pregunta que se hace a sí mismo es la siguiente: “¿Está la adicción afectando al estado neurológico, dominando el pensamiento y las preocupaciones?”.

Otros analistas no consideran que el problema sea tan grave.

En el Manual de Diagnóstico y Estadística para los Trastornos Mentales (DSM) de la de la Asociación Psiquiátrica Estadounidense (APA, por sus siglas en inglés), cuya quinta edición fue publicada en 2013, se clasifica el trastorno por videojuegos como “una condición para seguir estudiando”, lo cual significa que no estaba oficialmente reconocida.

Un estudio recuente de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, sugiere que aunque los niños pasan mucho tiempo delante de la pantalla, suelen encontrar la manera de combinar sus actividades digitales con otros pasatiempos.

Según esa investigación -enfocada en niños y jóvenes de entre 8 y 18 años-, ellos pasan más tiempo que ellas jugando a videojuegos.

“La gente cree que los niños y niñas son adictos a la tecnología y se pasan todo el día delante de las pantallas sin hacer otra cosa, pero ahora sabemos que ese no es el caso”, le dice a la BBC el sociólogo Killian Mullan.

“Nuestras investigaciones demuestran que la tecnología se usa con -y a veces para- el apoyo de otras actividades, como los deberes escolares”, añade.

“Al igual que los adultos, los niños usan las tecnologías digitales a lo largo del día, además de hacer otras cosas”.

 

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-42554655

AMIGOS

I. Definiciones

A. ¿Qué es un amigo?

• Un amigo es una persona unida a otra por medio del afecto, apoyo leal y una relación social.2

• La palabra amigo proviene de la antigua palabra inglesa antiguo freond, que significa “amigo, amante, pariente” y freogan, que significa “amar”.3

• La palabra griega que se traduce amigo es filos, término que denota cariño.4

Filadelfia significa “amor fraternal”

Filantropía significa “amor por el ser humano, benevolencia”

“Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos”. (Juan 15:13)

B. ¿Qué es un compañero?

• Un compañero es aquel que se relaciona con otro y participa con él en algunas actividades5

• La palabra griega que significa compañero es hetairos

• Un compañero se relaciona con otro por medio de:

—Tener intereses comunes; “compañeros de ladrones”

“Tus príncipes, prevaricadores y compañeros de ladrones; todos aman el soborno”. (Isaías 1:23)

—Tener una experiencia en común; “copartícipe en la tribulación”

“Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo”. (Apocalipsis 1:9)

—Tener un líder en común; “Judas, un discípulo”

“Y Jesús le dijo: Amigo, ¿a qué vienes?” (Mateo 26:50)

(En este caso, hetairos se tradujo “amigo” pero significa “compañero”)

Compañero es un término que denota asociación, y no necesariamente amistad.

“Mis amigos y mis compañeros se mantienen lejos de mi plaga, y mis cercanos se han alejado” (Salmos 38:11)

C. ¿Qué es la amistad?6

• La amistad es una relacion recíproca de agrado y amor entre dos personas.

• La amistad es una emoción mutua basada en la unidad, en el amor fileo. La palabra griega fileo significa “gozo de estar juntos, tierno afecto”7

• Una amistad madura tambien incluye el amor agape La palabra griega agape significa “el compromiso de procurar lo mejor para la otra persona” (aun cuando ésta tenga caracteristicas que no le agraden).

“El ungüento y el perfume alegran el corazón, y el cordial consejo del amigo, al hombre” (Proverbios 27:9)

II. Características

A. Niveles de la amistad8

Casual

• Contacto esporádico

• Intereses y actividades en común

• Conocimiento de algunos logros, habilidades y cualidades de otro

• Preocupación por problemas personales

• Emociones no expresadas

• No hay entrega de cuentas uno a otro

“La paz sea contigo. Los amigos te saludan. Saluda tú a los amigos, a cada uno en particular”.

(3 Juan 14)

Cercana

• Contacto regular

• Se comparten algunas actividades e intereses

•. Se muestra sensibilidad hacia los gustos, disgustos, fortalezas y debilidades del otro

• Consuelo personal durante pruebas y tribulaciones

• Disposición a hacerse vulnerable ante el otro

• Hay una entrega de cuentas del uno al otro, con sus límites

“¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?”

(Amós 3:3)

Íntima

• Es el compromiso de pasar tiempo de calidad con el otro

• Se comparten valores y metas en la vida

• Libertad para corregir defectos del carácter

• Se involucran personalmente para defender la reputación del otro

• Se arriesgan a ser totalmente transparentes

• Compromiso mutuo y amor sacrificial

“Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos”. (Juan 15:13)

 

B. Amistades de Jesús

Amistades casuales Recaudadores de impuestos y otros pecadores Lucas 7:34
Amistades cercanas 8 de los 12 apóstoles (sin Judas Iscariote) Juan 15:15 (Judas ya no estaba presente)
Amistades comprometidas 3 apóstoles

Pedro

Jacobo

Juan

Marcos 14:33

“Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto”.

(Mateo 17:1)

III. Causas Del Fracaso En Las Amistades

A. Egoísmo9

• Auto-complacencia (tener una baja auto-estima)10
• Estar centrado en sí mismo (absorto en sus propias necesidades y deseos)11
• Inseguridad (tímido, evita la atención de los demás)12
• Auto-engaño (no honesto en cuanto a hechos y sentimientos)
• A la defensiva (siempre justifica sus acciones)
• Auto-conmiseración (enfocado en su dolor personal)
• Arrogante (perfeccionista)13
• Se auto justifica (juzga a todos)14
• Le gusta que le sirvan (controlador y manipulador)15
• Auto-suficiente (no invierte tiempo de calidad para cultivar sus amistades)16

“Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”

(Isaías 53:6)

B. La raíz del problema

Creencias falsas:

“Ojalá tuviera un amigo que me diera la sensación de pertenencia y me hiciera sentir importante”.17

“Necesito un amigo que me dé su amor incondicional sin que trate de cambiarme”

Creencias correctas:

Dios es el único amigo cuyo amor siempre es incondicional.

Él me ama, por tanto, quiere cambiarme… algunas veces a través de mis amigos.

En lugar de centrarme en conseguir amistades, me concentraré en ser un buen amigo.

Mi gozo y significado en la vida se encuentran en servir y ser amigo de los demás siendo motivado por el amor del Señor.18

“Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido. Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado”. (Juan 15:10–12)

IV. Pasos Para Encontrar La Solución

A. Versículo clave para memorizar

“En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia”. (Proverbios 17:17)

B. Pasaje clave para leer y meditar

“Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” (Filipenses 2:1–11)

C. Cómo avivar la llama de la amistad

Qué hacer

Sí… Reconozca que necesita amigos.19

“Contentamiento es a los hombres hacer misericordia; pero mejor es el pobre que el mentiroso” (Proverbios 19:22)

Sí… Busque a los que necesitan de una amistad.20

“No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros” (Filipenses 2:4)

Sí… Pida a Dios que le dé un amigo fiel.

“Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye” (1 Juan 5:14)

Sí… Sea amable y sonría a los demás.21

“El corazón alegre hermosea el rostro; mas por el dolor del corazón el espíritu se abate” (Proverbios 15:13)

Sí… Refiérase a los demás por su nombre. (Jesús lo conoce a usted por el suyo)

“A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca” (Juan 10:3)

Sí… Escuche a los demás con atención.22

“Tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar” (Eclesiastés 3:7)

Sí… Dé palabras genuinas de ánimo y felicitación.23

“El sabio de corazón es llamado prudente, y la dulzura de labios aumenta el saber” (Proverbios 16:21)

Sí… Haga preguntas abiertas.24

• “¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?”

• “¿Quién ha sido la mejor influencia en tu vida?”

• “¿Qué te gustaría cambiar de tu infancia?”

“Como aguas profundas es el consejo en el corazón del hombre; Mas el hombre entendido lo alcanzará” (Proverbios 20:5)

Sí… Ayude a los demás a expresar sus sentimientos.

• “Percibo que estás triste”

• “¿Te ha pasado algo difícil en tu vida?”

• “¿Cómo te sientes con lo que acabas de pasar?”

• “Quiero que sepas que me interesa lo que te pasa”

“El ungüento y el perfume alegran el corazón, y el cordial consejo del amigo, al hombre” (Proverbios 27:9)

Sí… Encuentre la verdadera intención de las críticas de su amigo.

“Hierro con hierro se aguza; y así el hombre aguza el rostro de su amigo” (Proverbios 27:17)

“Puede hacer más amigos en dos meses interesándose en los demás que en dos años de tratar de que la gente se interese en usted”25

— Dale Carnegie

Qué no hacer

No espere a que los demás se acerquen a usted.26

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Timoteo 1:7)

No solo comparta los hechos… también comparta sus sentimientos.27

“Recientemente, he tenido problemas con…”

“He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría” (Salmos 51:6)

No espere agradarle a todo el mundo.28

“El hombre iracundo promueve contiendas; mas el que tarda en airarse apacigua la rencilla” (Proverbios 15:18)

No espere que los amigos de sus amigos también sean sus amigos.

“El justo sirve de guía a su prójimo; mas el camino de los impíos les hace errar” (Proverbios 12:26)

No se centre en sus propios intereses, sino pregunte a los demás por los suyos.29

“Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo” (Filipenses 2:3)

No se apresure a dar su opinión.30

“No toma placer el necio en la inteligencia, sino en que su corazón se descubra” (Proverbios 18:2)

No albergue amargura, ni falta de perdón por las ofensas de los demás.31

“El que cubre la falta busca amistad; mas el que la divulga, aparta al amigo” (Proverbios 17:9)

No comparta información negativa acerca de los demás.32

“El hombre perverso levanta contienda y el chismoso aparta a los mejores amigos” (Proverbios 16:28)

No busque que su amigo sea su fuente de amor, significado en la vida y seguridad.33

“Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros” (Filipenses 4:9)

No deje que su amigo tome el lugar que solamente el Señor debe tener.34

“No tendrás dioses ajenos delante de mí” (Éxodo 20:3)

D. Perfil bíblico de los “AMIGOS FIELES”35

Jonatán y David

1 Samuel 18–20, 23

Unidad Jonatán llegó a tener un solo espíritu con David. 18:1
Amor sacrificial Jonatán amó a David como a sí mismo. 18:1
Compromiso Jonatán hizo un pacto de amistad con David. 18:3
Generosidad Jonatán le dio a David su túnica, espada, arco y cinto. 18:4
Honestidad Jonatán advirtió a David que su padre le iba a matar 19:1–2
Alabanza Jonatán habló bien de David ante su padre. 19:4
Ánimo Jonatán dijo a David que no temiera por su vida. 19:7
Fidelidad Jonatán dijo a David que haría lo que él pidiera 20:4
Confiabilidad Jonatán dijo a David que podía confiar en él. 20:9
Lealtad Jonatán y David juraron proteger a la familia del otro 20:14–17
Integridad Jonatán invocó a Dios como testigo de todo lo que hizo a favor de David 20:42
Compasión Jonatán se dolió del trato que su padre dio a David. 20:34
Vulnerabilidad emocional Jonatán y David lloraron juntos 20:41
Fortaleza espiritual Jonatán animó a David a confiar en Dios 23:16
No a la rivalidad Jonatán no quiso competir con David por el trono, aunque era el sucesor 23:17

 

Fuente:  June Hunt, 100 Claves Bíblicas Para Consejería, vol. 12 (Dallas, TX: Esperanza para el corazón, 1990–2011), 1–7.

__________________________

2 Jim Conway, Making Real Friends in a Phony World “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” (Grand Rapids: Zondervan, 1989), 69.

3 Merriam-Webster Collegiate Dictionary “Diccionario colegial Merriam-Webster” (2001); disponible en http://www.m-w.com.

4 James Strong, Strong’s Greek Lexicon “Léxico griego de Strong”, edición electrónica; Online Bible Millennium Edition v. 1.13) ed. (Timnathserah Inc., July 6, 2002).

5 Merriam-Webster Collegiate Dictionary “Diccionario collegial Merriam-Webster”

6 Véase Gary Inrig, Quality Friendship “Amistades de calidad” (Chicago: Moody, 1981), 144–8.

7 Véase W. E. Vine, Vine’s Complete Expository Dictionary of Biblical Words “Diccionario expositivo completo de palabras bíblicas de Vine”, edición electrónica (Nashville: Thomas Nelson, 1996).

8 Para esta sección véase Joe White y Mary White, Friends & Friendship: The Secrets of Drawing Closer “Amigos y amistad: secretos para unirse más” (Colorado Springs, Colo.: NavPress, 1982), 33–8; Em Griffin, Making Friends (& Making Them Count) (“Cómo hacer amigos y qe valgan la pena”) (Downers Grove, Ill.: InterVarsity, 1987), 141–2.

9 Véase White y White, Friends & Friendship “Amigos y amistad”, 88–9; Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 36–7.

10 Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 43; Jerry White y Mary White, How to Make Friends “Cómo hacer amigos” (Colorado Springs, Colo.: NavPress, 1990), 11.

11 Inrig, Quality Friendship, “Amistad de calidad” 65.

12 Alan Loy McGinnis, The Friendship Factor “El factor amistad” (Minneapolis, Minn.: Augsburg, 1979), 29; White y White, How to Make Friends, “Cómo hacer amigos” 5–9.

13 Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 49.

14 McGinnis, The Friendship Factor, “El factor amistad” 68; White y White, How to Make Friends, (“Cómo hacer amigos”) 9–10.

15 McGinnis, The Friendship Factor, “El factor amistad” 63–5.

16 White y White, How to Make Friends, “Cómo hacer amigos” 11.

17 Marie Chapian, Growing Closer “Cómo acercarse más” (Old Tappan, N. J.: Fleming H. Revell, 1986), 19.

18 See Inrig, Quality Friendship “Amistad de calidad”, 24–7.

19 McGinnis, The Friendship Factor, “El factor amistad” 123–4; White y White, Friends & Friendship “Amigos y amistad”, 88.

20 Conway, Making Real Friends in a Phony World, 39–40; Inrig, Quality Friendship “Amistad de calidad”, 24.

21 Véase Chapian, Growing Closer, “Cómo acercarse más”, 160, 163; Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 92–3.

22 Veáse McGinnis, The Friendship Factor, “El factor amistad”, 109–112; Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 88–115.

23 McGinnis, The Friendship Factor, “El factor amistad” 71; White y White, How to Make Friends, “Cómo hacer amigos” 18; Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 163–171.

24 Véase Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 116–27.

25 Dale Carnegie, How to Win Friends and Influence People “Cómo ganar amigos e influenciar al a gente” (New York: Pocket Books, 1940), 61.

26 White y White, Friends & Friendship “Amigos y amistad”, 61.

27 McGinnis, The Friendship Factor “El factor amistad”, 42; Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 124–6.

28 White y White, How to Make Friends, “Cómo hacer amigos” 14.

29 Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 40, 71.

30 McGinnis, The Friendship Factor, “El factor amistad” 68, 113; Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 70.

31 McGinnis, The Friendship Factor, “El factor amistad”155.

32 White y White, How to Make Friends, “Cómo hacer amigos” 21; McGinnis, The Friendship Factor, “El factor amistad” 114; Conway, Making Real Friends in a Phony World, “Cómo hacer verdaderos amigos en un mundo falso” 75–6.

33 Chapian, Growing Closer “Cómo acercarse más”, 52–3.

34 Chapian, Growing Closer “Cómo acercarse más”, 59.

35 Véase Inrig, Quality Friendship “Amistad de calidad”, 55–8, 73–104.

June Hunt, 100 Claves Bíblicas Para Consejería, vol. 12 (Dallas, TX: Esperanza para el corazón, 1990–2011), 1–7.

MEJORAR LA MEMORIA: MÉTODO FÁCIL

hombre pensando

Cuando tratas de memorizar algo nuevo es normal asumir que, cuanto más empeño pones en ello, mejor te irá.

Sin embargo, puede que lo que necesites sea justamente una pausa en la que no hagas nada. Literalmente.

Apaga la luz, relájate y disfruta de 10 o 15 minutos de tranquilidad y verás que recordarás mucho mejor lo que acabas de aprender que si hubieses tratado de usar ese tiempo de manera más productiva.

Si bien se sabe que no debemos acelerarnos cuando estudiamos, nuevas investigaciones indican que debemos apuntar a una “interferencia mínima”durante estas pausas, evitando deliberadamente cualquier actividad que pueda afectar a la delicada tarea de formar memorias.

Así que nada de mirar el celular, los correos electrónicos o navegar por internet. Tienes que darle a tu cerebro la oportunidad de recargar baterías sin distracciones.

Este descubrimiento resulta alentador para las personas con amnesia o algunas formas de demencia, ya que presenta una forma de liberar una capacidad de aprender latente, previamente desconocida.

Experimentos

Los beneficios del descanso para mejorar la memoria fueron documentados por primera vez en 1900 por el psicólogo alemán Georg Elias Müller y su estudiante Alfons Pilzecker.

En uno de sus varios experimentos, Müller y Pilzecker les pidieron a los participantes que aprendiesen una lista de sílabas sin significado.

Niños en clase

A una mitad del grupo le solicitó que aprendiese inmediatamente el contenido de una segunda lista, mientras que la otra pudo descansar seis minutos antes de comenzar con la tarea.

Cuando se examinó a ambos grupos una hora y media más tarde, los dos mostraron diferencias notables.

Los que hicieron el paréntesis recordaron cerca del 50% de la lista, mientras que los otros solo un 28%.

Esto indica que nuestra memoria de información recién aprendida es especialmente frágilapenas ha sido codificada, con lo cual es susceptible de sufrir interferencias si recibimos nueva información.

Beneficios del descanso

Las implicaciones más amplias de este hallazgo se hicieron evidentes recién a principios de la década del 2000, gracias a un estudio de Sergio Della Sala, investigador de la Universidad de Edimburgo, en Reino Unido, y Nelson Cowan de la Universidad de Misuri, en Estados Unidos.

El equipo quería descubrir si reducir la interferencia podía servir para mejorar la memoria de los pacientes que habían sufrido un daño neurológico.

Usando una técnica similar a la de Müller y Pilzecker, les ofrecieron a los participantes una lista de 15 palabras y los pusieron a prueba 10 minutos más tarde.

Mujer descansando

A algunos sujetos los mantuvieron ocupados con pruebas cognitivas y a otros los dejaron descansar en una sala oscura.

Y el impacto de una intervención leve fue mucho más profundo de lo que esperaban.

Los que descansaron triplicaron el número de palabras que recordaron —de 14% a 49%—, obteniendo un resultado similar al de la gente sin daño neurológico.

Della Sala y una estudiante de Cowan, Michaela Dewar, de la Universidad de Heriot-Wattt, repitieron estos estudios en contextos muy diferentes.

Descubrieron que en pacientes sanos, los períodos de descanso cortos también pueden mejorar la memoria espacial.

Por ejemplo, el descanso los ayudó a recordar el sitio de diversos puntos geográficos en un ambiente de realidad virtual.

El recuerdo, además, se mantuvo por una semana después de haberlo aprendido.

El beneficio resultó ser igual tanto para jóvenes como para personas mayores.

En todos los casos, los investigadores simplemente les pidieron a los participantes que se sentaran en una habitación con luz tenue, sin celulares ni distracciones similares.

La mayoría se dedicó a descansar y a dejar vagar su mente.

Formación de las memorias

El mecanismo exacto por el cual el descanso parece ser beneficioso no se conoce.

Pero algunas de sus claves residen en cómo se forman las memorias.

Se sabe que inicialmente, cuando se codifican, pasan por un período de consolidación, y se guardan en un sitio por un largo plazo.

Mujer leyendo

Antes se creía que esto ocurría principalmente durante el sueño, cuando se intensificaba la comunicación entre el hipocampo —el sitio en donde las memorias se forman por primera vez— y la corteza cerebral, un proceso que podría fortalecer las nuevas conexiones neuronales que se necesitan más tarde para llamar a esos recuerdos.

Esta intensificación de la actividad nocturna puede explicar por qué generalmente aprendemos mejor antes de irnos a dormir.

Pero un estudio de 2010 de Lila Davachi, investigadora de la Universidad de Nueva York, EE.UU., descubrió que esto no se limitaba al sueño sino que ocurría también cuando estábamos despiertos, descansando.

Puede que el cerebro aproveche los momentos de descanso para consolidar lo que aprendió recientemente, y reducir la estimulación en estos momentos ayuda.

Y es posible que el daño neurológico haga que el cerebro sea particularmente vulnerable a las interferencias después de aprender algo nuevo, y por ello hacer un descanso demostró ser particularmente importante para los sobrevivientes de un derrame cerebral o para personas con Alzheimer.

Hombre leyendo y descansando

Pero más allá de los beneficios clínicos para esta clase de pacientes, los expertos concuerdan en que programar períodos de descanso regulares y sin distracciones puede ayudarnos a todos a recordar material nuevo más firmemente.

En la era del exceso de información, es bueno recordar que nuestros teléfonos inteligentes, no son la única cosa que necesita recargarse a intervalos regulares.

Nuestra mente, claramente, también lo necesita.

Fuente: http://www.bbc.com/future/story/20180208-an-effortless-way-to-strengthen-your-memory

 

¿HACEN MAL LAS REDES SOCIALES?

Tres personas con sus móviles.

Unas 3.000 millones de personas, en torno al 40% de la población mundial, utiliza las redes sociales digitales y se calcula que cada una dedica dos horas al día.

¿Podría ser que estuviéramos sacrificando por ellas nuestra salud mental y bienestar, además de nuestro tiempo?

Puesto que las redes sociales son relativamente nuevas para nosotros son pocas las conclusiones definitivas.

Las investigaciones disponibles se basan principalmente en gente que cuenta sus propias experiencias, lo que muchas veces no es fiable, y la mayoría de estudios se centran en Facebook.

BBC Future repasa algunos de los principales hallazgos de la ciencia en torno a 11 aspectos: estrés, humor, ansiedad, depresión, sueño, adicción, autoestima, bienestar, relaciones, envidia y soledad.

ESTRÉS

En 2015, investigadores del Pew Research Center de Washington trataron de averiguar si las redes sociales producen más estrés del que alivian.

En un estudio con 1.800 personas, las mujeres afirmaron estar más estresadas que los hombres. Twitter resultó ser uno de los causantes principales, ya que incrementaba la conciencia que ellas tenían del estrés de otros.

Pero esta red social también actuaba como un mecanismo de ayuda, y cuanto más lo usaban las mujeres, menos estrés sufrían.

Tres personas con sus móviles.

Tal efecto no se detectó en los hombres, de los que los responsables del estudio dijeron que mostraban una relación más distante con las redes.

En general, los investigadores concluyeron que estas estaban “moderadamente vinculadas a niveles más bajos de estrés”.

HUMOR

Investigadores de Austria encontraron en 2014 que los participantes de su estudio que habían estado usando Facebook mostraron en los 20 minutos posteriores un más bajo estado de ánimo que aquellos que habían estado navegando por otros sitios de internet.

La investigación sugirió que se encontraban así porque veían el rato pasado en Facebook como una pérdida de tiempo.

El buen o mal humor también podría diseminarse a través de las redes sociales, según investigadores de la Universidad de California que evaluaron la carga emocional de más de 1.000 millones de actualizaciones de estado de más de 100 millones de usuarios de Facebook entre 2009 y 2012.

ANSIEDAD

Un estudio publicado en la revista Computers and Human Behaviour(Computadoras y comportamiento humano) reveló que los individuos que decían usar siete o más plataformas diferentes de redes sociales tenían más del triple de probabilidades de mostrar síntomas de ansiedad severa que aquellas que solo usaban dos.

Sin embargo, no está claro que las redes sociales provoquen ansiedad ni, si lo hacen, cómo lo hacen.

DEPRESIÓN

Un trabajo que tomó como sujetos a más de 700 estudiantes encontró que los síntomas depresivos, como el bajo estado de ánimo o sentimientos de falta de autoestima y esperanza, estaban asociados a la calidad de las interacciones en línea.

Los investigadores hallaron que estos síntomas se daban en mayor medida en los usuarios que informaban tener más interacciones negativas.

Un estudio similar estableció en 2016, esta vez a partir de una muestra de 1.700 personas, que quienes usan más plataformas de redes sociales tienen un riesgo tres veces mayor de sufrir depresión y ansiedad.

Sus autores sugirieron que los motivos de esto iban desde haber sufrido episodios de ciberacoso, una percepción distorsionada de las vidas de los demás y sensaciones como la de que el tiempo dedicado a las redes sociales es tiempo malgastado.

No obstante, los científicos están investigando cómo las redes sociales pueden utilizarse para diagnosticar la depresión, lo que podría ayudar a quienes lo necesitan a recibir antes un tratamiento.

SUEÑO

Los seres humanos acostumbrábamos a pasar las noches en la oscuridad, pero ahora estamos rodeados de luces artificiales día y noche. Los estudios han demostrado que esto puede inhibir la producción de una hormona llamada melatonina, que el cuerpo genera para facilitar el sueño.

La luz azul que emiten los celulares y las computadoras son consideradas las principales culpables.

En la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, le preguntaron en 2017 a un grupo de 1.700 personas de entre 18 y 30 años sobre sus redes sociales y sus hábitos de sueño.

Los responsables de la encuesta detectaron una relación entre las primeras y los trastornos de insomnio, y concluyeron que la luz azul de los dispositivos era una de las causas.

La frecuencia con la que accedían a las redes era el factor más determinante a la hora de predecir los problemas de sueño, más que el tiempo que los sujetos permanecían conectados, lo que llevó a los investigadores a hablar de una posible “obsesión por el chequeo” de las cuentas personales en las redes.

Hombre mirando su celular en la cama

ADICCIÓN

La adicción a las redes sociales no figura en el último manual para el diagnóstico de desórdenes mentales.

Y si la adicción a las redes existe, se trataría de una especie de adicción a internet, lo que sí es un trastorno catalogado.

En 2011, Daria Kuss y Mark Griffiths, de la Universidad Nottingham Trent, en Reino Unido, analizaron 43 estudios previos sobre el tema y llegaron a la conclusión de que la adicción a las redes sociales es un problema mental que “podría” requerir tratamiento profesional.

Una mujer ebria en Bristol, Inglaterra.

Se encontraron con que un uso excesivo iba asociado a los problemas en las relaciones personales, un peor rendimiento académico y una menor participación en comunidades reales y no virtuales.

También comprobaron que entre quienes podrían ser más vulnerables a las adicciones a las redes sociales se incluían los individuos ya enganchados al alcohol, los muy extrovertidos y quienes recurrían a ellas como medio para compensar sus escasos lazos con otras personas en la vida real.

AUTOESTIMA

Los sitios que albergan las redes sociales hacen que más de la mitad de sus usuarios sientan que no están a la altura, y, de acuerdo con un estudio llevado a cabo entre 1.500 personas por Scope, una organización en pro de los derechos de los discapacitados, la mitad de los encuestados de entre 18 y 34 años dijeron que les hacían verse como no atractivos.

Un estudio de 2016 de la universidad estadounidense Penn State indicó que ver las fotos de otras personas podría menoscabar la autoestima de los usuarios porque tienden a compararse esa otra gente que parece de lo más feliz en las redes.

Otro proyecto común de las universidades de Strathclyde de Iowa y Ohio mostró que las mujeres se comparan negativamente con las imágenes que de sí mismas toman y publican otras mujeres.

Chicas con sus teléfonos móviles.

Pero no son solo las selfies lo que puede minar la autoestima de los usuarios. Un estudio entre 1.000 usuarios suecos de Facebook reveló que las mujeres que pasan más tiempo en las redes se mostraban menos felices y confiadas.

BIENESTAR

En un estudio de 2013 los investigadores enviaron mensajes a los participantes cinco veces diarias durante 14 días, preguntándoles cómo se sentían y cuánto habían usado Facebook desde la recepción del último mensaje.

Cuanto más tiempo habían pasado en el sitio, peor se encontraban después. También se apreció una mayor caída de su satisfacción vital con el paso del tiempo.

Pero otro trabajo reveló que, para otras personas, las redes sociales pueden favorecer su bienestar. En general, los efectos de las redes sociales digitales en el bienestar de las personas son todavía ambiguos.

Esa es la conclusión a la que llegó el año pasado un equipo de investigadores holandeses. Con todo, estos científicos señalaron que hay evidencias más claras respecto a un grupo determinado de gente: las redes tienen un impacto más negativo en los individuos socialmente aislados.

Una mujer con su móvil en la calle.

RELACIONES

De acuerdo con las conclusiones de un pequeño estudio, solo la mera presencia de un celular puede interferir en nuestras interacciones, sobre todo, cuando estamos hablando de un tema importante.

Los investigadores de la Journal of Social and Personal Relationships (Revista de Relaciones Sociales e interpersonales) encargaron a 34 parejas de desconocidos que mantuvieran una conversación de diez minutos sobre algún hecho interesante que les hubiera ocurrido recientemente.

Cada pareja se sentó en una cabina privada. La mitad de esas cabinas tenían un teléfono sobre una mesa.

Libros alineados.

Quienes tuvieron un teléfono a la vista mostraron una respuesta menos positiva cuando después se les preguntó por su interacción con la persona con la que hablaron. Tuvieron conversaciones menos significativas y mostraron menos cercanía con su pareja que el resto de participantes en el estudio, en cuyas cabinas se había colocado un libro en lugar de un teléfono.

Las relaciones sentimentales tampoco son inmunes.

Expertos de la Universidad de Guelph, en Canadá, estudiaron en 2009 el comportamiento de 300 individuos con edades comprendidas entre los 17 y 24 años, centrándose en los celos que sentían cuando usaban Facebook y haciéndoles preguntas como: “¿Cuán probable es que te sintieras celoso después de que tu pareja añadiera a su muro una foto de una persona desconocida del sexo opuesto?”.

Las mujeres pasan mucho más tiempo en Facebook que los hombres y se muestran mucho más celosas cuando lo hacen.

Una joven en la cama con su móvil.

ENVIDIA

En un estudio en el que tomaron parte 600 adultos, en torno a un tercio de ellos dijeron que las redes sociales les inspiraban sentimientos negativos, mayoritariamente de frustración, y que la envidia era la razón de ello.

Esto lo provocaba la comparación entre sus vidas y las de otros, culpa, sobre todo, de las fotos de sus viajes que colgaban otros usuarios.

Sentirse envidioso ocasiona una “espiral de envidia”, en la que la gente reacciona a sus propios celos llenando sus perfiles de imágenes del mismo tono que los motivaron.

SOLEDAD

Un trabajo publicado el pasado año en la American Journal of Preventive Medicine(Revista Americana de Medicina Preventiva) observó a 7.000 sujetos de 19 a 32 años y comprobó que los que más tiempo pasaban conectados a las redes sociales tenían el doble de probabilidades de experimentar aislamiento social, lo que podía manifestarse en una falta de sentido de pertenencia, empatía con los otros y relaciones satisfactorias.

Un mayor uso de las redes sociales podría desplazar las interacciones cara a cara y hacer que la gente se sienta excluida en la vida real.

CONCLUSIONES

Quedan demasiados campos no lo bastante conocidos todavía como para extraer conclusiones definitivas.

Pero las evidencias apuntan en una dirección: las redes sociales afectan a las personas de manera diferente, dependiendo de condiciones preexistentes y de sus características personales.

El uso excesivo que algunos hacen es probablemente desaconsejable.

Pero sería erróneo afirmar que son definitivamente algo malo porque es innegable que han traído beneficios a nuestras vidas.

 

Fuente:

http://www.bbc.com/future/story/20180104-is-social-media-bad-for-you-the-evidence-and-the-unknowns

CARACTERÍSTICAS DE UN NOVIAZGO FRACASADO

Muchos noviazgos carecen de significado porque no siguen el orden correcto y comienzan con desviaciones sexuales. Si siente que su noviazgo no es satisfactorio, ¿podría ser porque no siguió el proceso correcto de un noviazgo correcto? Un noviazgo sólo puede ser fuerte cuando ambos se comprometen con Dios a seguir su proceso y con paciencia esperan el momento indicado. Dios les cuidará en el camino y dará dirección a su noviazgo.

“Es el que guarda las veredas del juicio, y preserva el camino de sus santos”. (Proverbios 2:8)

Couple sitting on couch at home

A. El proceso distorsionado del noviazgo

A todos nos agrada la palabra amor. Los libros que llevan esa palabra en su titulo, automáticamente garantizan altas ventas. Lo mismo sucede con la música. En español existe una sola palabra para el concepto de amor, pero en griego existen varias palabras con distintos significados.7

En la sociedad actual, la mayoría de los noviazgos comienzan con amor eros: la pasión o emoción temporal. (Algunas parejas nunca pasan de la etapa eros.) Posiblemente después pasen al segundo nivel de amor que se denomina fileo, amor afectuoso que se funda en querer sinceramente a la otra persona; el amor de amistad. El tercer tipo de amor es el agape: amor incondicional que procura el mayor bien para la otra persona.

Infortunadamente este orden está equivocado. Todas las relaciones, incluyendo el noviazgo, deberían comenzar con agape, es decir, desear lo mejor para los demás. Si usted esta dispuesto a comprometerse con Dios a seguir su dirección hacia un noviazgo correcto, usted no puede fracasar. Dios nos advierte específicamente contra las prioridades equivocadas en cuanto a las pasiones desordenadas.

“Él morirá por falta de corrección, y errará por lo inmenso de su locura”.

(Proverbios 5:23)

Eros, el amor emocional, pasional

Eros fue diseñado por Dios para obtener satisfacción física y emocional dentro del matrimonio.

“Bebe el agua de tu misma cisterna, y los raudales de tu propio pozo. Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre”. (Proverbios 5:15, 18–19)

—La pureza física es necesaria para obtener la pureza espiritual.

“Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios”. (1 Tesalonicenses 4:3–5)

Fileo, el amor afectivo, amistad, gozo mutuo.

Fileo es amar al prójimo. Es comparable al amor por uno mismo.

“Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo”. (1 Samuel 18:1)

Fileo procura fortalecer a su prójimo de manera espiritual.

“Entonces se levantó Jonatán hijo de Saúl y vino a David a Hores, y fortaleció su mano en Dios”. (1 Samuel 23:16)

Ágape es el amor sin egoísmo, es comprometerse a procurar lo mejor para el prójimo, sin importar su reacción.

Agape se origina en Dios.

“En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros”. (1 Juan 4:10–11)

—El agape de Dios es la fuente que nos brinda la habilidad para amar a los demás.

“Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios”. (1 Juan 4:7).

Desarrollo del noviazgo según la sociedad

Comienza y acaba con eros y no tiene profundidad

Desarrollo del noviazgo según Dios

Comienza de adentro hacia afuera con agape, pasa al fileo y es posible que culmine en eros

B. Patrones destructivos del noviazgo

Si usted encuentra algunas de estas señales de advertencia en su noviazgo, tome tiempo para reflexionar y tenga mucha precaución.

• tener un noviazgo por razones equivocadas ceder a la presión de los amigos
• dejarse llevar por apariencias engañosas abandono de los estándares personales
• tener un concepto distorsionado del amor incursionar en la actividad sexual
discrepar de los estándares morales desobediencia a la estructura de autoridad
desviarse del orden progresivo de Dios dependencia del novio o novia para darle identidad personal

“El avisado ve el mal y se esconde; mas los simples pasan y llevan el daño”. (Proverbios 27:12)

“Mi novio dice que tenemos que estar seguros de que somos sexualmente compatibles. ¿Qué debo hacer si yo no estoy de acuerdo? Dice que no compraría un auto sin antes probarlo o manejarlo”.

Usted no es un auto ni una simple posesión, sino una muy valiosa criatura de Dios. Después que su novio le de la patada a las llantas, igualmente podría hacerlo con usted y mandarla lejos. Mejor espere a un hombre que respete sus convicciones morales. Su deseo de guardarse pura agrada a Dios.

“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios”. (Hebreos 13:4)

C. La raíz del problema

Dios nos creó con las tres necesidades internas de: amor, significado (o reconocimiento) y seguridad. La mayoría de la gente busca a alguien, en el matrimonio, para cubrir esas necesidades básicas. Sin embargo, esto no sucede como se piensa. Dios no diseñó a ningún ser humano para satisfacer todas las necesidades de otro ser humano. Aunque Dios sí ha puesto a personas especiales a nuestro alrededor que cubren algunas necesidades de compañía, de aprendizaje o para ayudar a moldearnos, él quiere que le permitamos ser nuestra verdadera fuente de satisfacción.

“Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. (Filipenses 4:19)

Creencia falsa:

“Quiero encontrar a la persona indicada para casarme, porque de otro modo nunca serán cubiertas mis necesidades”.

Creencia correcta:

Tengo el deseo de tener un noviazgo y casarme, pero le doy a Dios mi futuro. Él no llama a todos al matrimonio, pero sí promete llenar nuestras necesidades de amor, significado y seguridad.8 Pongo mi confianza en que Dios me guiará y cubrirá mis deseos más profundos.

“Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan” (Isaías 58:11)

 

Fuente:  June Hunt, 100 Claves Bíblicas Para Consejería, vol. 71 (Dallas, TX: Esperanza para el corazón, 1990–2011), 6–9.

______________________________

7 Para esta sección vea Diane Eble, The Campus Life Guide to Dating “Guía para el noviazgo en la universidad” (Grand Rapids: CampusLife, 1990), 105–110.

8 Acerca de las tres necesidades emocionales dadas por Dios, vea Lawrence J. Crabb, Jr., Understanding People: Deep Longings for Relationship, “Entendiendo a la gente: El anhelo de relacionarse”, Ministry Resources Library (Grand Rapids: Zondervan, 1987), 15–6; Robert S. McGee, The Search for Significance, “En busca de significancia (o reconocimiento)” 2a ed. (Houston, Tex.: Rapha, 1990), 27–30.

 

 

HISTORIA DEL “SELFIE”

“Hoy, hace 11 años, ¡Britney & yo inventamos el selfie!”, escribió el domingo la modelo Paris Hilton en Twitter publicando dos fotos de ambas en 2006.

Pero como algunos de sus seguidores en la red social señalaron, ni Paris ni Britney tuvieron nada que ver con la invención del selfie, las fotos que se hace uno mismo.

De hecho, llegaron167 años tarde para hacer ese reclamo.

A continuación hacemos un repaso de cuándo nació el selfie y cómo evolucionó desde la invención de la fotografía.

1839 – El pionero

El selfie de Robert Corneluis.

Se cree que el selfie más antiguo es de Robert Cornelius, quien tomó esta imagen en 1839 cuando tenía de 30 años, en su tienda de lámparas en Filadelfia, Estados Unidos.

En la fotografía se lo puede ver con un rostro inseguro, pendiente de si lo estaba haciendo bien.

La tecnología de este entonces hizo que tuviera que estar de pie unos 15 minutos para poder tomar la foto.

1914 – Adolescentes en la vanguardia

“No, Paris Hilton. No inventaste el selfie. En realidad, Anastasia Romanov se tomó uno uno mucho antes de que aparecieras. Alrededor de 1914, en realidad”.

 

Los selfies del espejo.

Si bien la mayoría de nosotros los asociamos con los primeros años de la década del 2000, en realidad si retrocedemos 100 años encontramos los que hicieron en la realeza rusa.

La gran duquesa Anastasia Nikolaevna de Rusia, la hija menor del emperador, tomó esta foto a sus 13 años.

En una carta a su padre, escribió: “Tomé esta foto de mí misma mirando al espejo. Fue muy difícil ya que mis manos temblaban”

1920 – El selfie grupal

Celebramos #smday con una mirada hacia atrás al primer #selfie moderno de Byron Company, 1920“.

 

El fotógrafo de Nueva York Joseph Byron tomó un selfie en una azotea en 1920 con sus compañeros (aunque no todos parecen darse cuenta de dónde está la cámara).

La cámara era una caja grande y pesada, lo que explica por qué se necesitaron dos personas para sostenerla.

1939 – Las celebridades y sus selfies

Antes de que las estadounidenses Kim Kardashian y Kylie Jenner posaran en sus cuartos de baño para tomarse autorretratos, Frank Sinatra fue uno de los pioneros en este movimiento.

Esta foto fue sacada cuando el cantante tenía 23 años, justo antes de convertirse en un artista de fama mundial.

Sinatra se ve elegante con un sombrero y haciendo el signo de Ok.

1966 – Los antecedentes del Instagram

“Selfie cuando George Harrison tenía 23 años en un viaje al Taj Mahal, India, 1966”.

 

Seguramente conoces a alguna persona que viajó por Asia y documentó toda su experiencia a través de selfies.

Bueno, eso es lo que hizo el guitarrista de los Beatles George Harrison cuando fue a India en 1966.

Y además tomó las fotos con una lente ojo de pez.

Para ser justos, Harrison fue parte de una de las bandas que hizo la mejor música de la historia, así que no se lo puede culpar demasiado por sus fotos.

2002 – El invento de la palabra “selfie”

Los australianos son conocidos por acortar palabras agregándoles el sufijo: “-ie”: “barbie” o “tinnie”, son sólo algunos ejemplos.

Por lo tanto, no es sorprendente que el primer registro de la palabra, aparezca en un foro australiano en internet en 2002.

Un hombre llamado Nathan Hope publicó una foto de su labio en el cumpleaños 21 de su pareja y escribió: “Lo siento por el enfoque, era un selfie”.

2011 – El selfie del mono

Selfie de monoUn fotógrafo británico ganó una batalla legal de dos años contra PETA, un grupo internacional que defiende los derechos de los animales, por un “selfie” tomado por un mono.

 

Ese famoso selfie tomado por Naruto, el macaco negro con cresta, fue obra del fotógrafo David Slater, quien dejó que un grupo de monos jugaran con su cámara.

La foto se convirtió en el centro de una batalla legal sobre quién era el dueño de la imagen. Un tribunal de Estados Unidos dictaminó que Naruto no podía tener derechos de autor sobre su selfie, porque, claro, es un mono.

2013 – Selfie, la palabra del año

Definición de selfie en el Diccionario Oxford.Un autorretrato tomado con un teléfono inteligente o una cámara web y compartida en las redes sociales, es la definición de selfie del Diccionario Oxford.

 

Iba a suceder.

En un año donde los selfies con el Papa se volvieron virales y Barack Obama fue criticado por tomarse un selfie con David Cameron y el primer ministro danés Helle Thorning-Schmidt, el diccionario de inglés Oxford finalmente nombró “selfie” como la palabra del año.

2014 – Récord en internet

 

La presentadora de los premios Oscar en 2014, la estadounidense Ellen DeGeneres, dijo que quería tener la foto más retuiteada de todos los tiempos.

Posando con un grupo de estrellas que incluyó a Bradley Cooper, Jennifer Lawrence y Meryl Streep, rápidamente logró su objetivo.

DeGeneres mantuvo el récord durante tres años, hasta que un chico de 16 años la venció a principios de este año con unos nuggets de pollo.

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-42060499

CONFLICTOS DE LA SOLTERÍA

soltero_signo_zodiacal

Aunque no es malo ser soltero, existen algunos conflictos emocionales que pueden afectarle.

A. Conflictos de identidad

“¿Quién soy?”

“No me identifico con los demás”.

“¿Cuál es mi propósito en la vida?”

“No tengo dirección”.

“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”. (Efesios 2:10)

B. Conflictos con la soledad

“No tengo contentamiento completo en las amistades”.

“Necesito compartir mi vida con alguien”.

“Me siento muy solo”.

“Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré”. (Hebreos 13:5)

C. Conflictos con el rechazo

“Nadie me quiere”.

“No pertenezco a nadie”.

“Tal vez nadie me desee”.

“Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él”. (1 Juan 3:1)

D. Conflictos con el temor

“Estoy desperdiciando mi vida”.

“Voy a pasar solo mi vejez”.

“No quiero que me hieran otra vez”.

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”. (Isaías 41:10)

E. Conflictos con la amargura

“El mundo gira alrededor de los casados”.

“No estoy disfrutando lo mejor de la vida”.

“Tal vez Dios me esta castigando”.

“Porque sol y escudo es Jehová Dios; gracia y gloria dará Jehová. No quitará el bien a los que andan en integridad”. (Salmo 84:11)

F. Conflictos con la sexualidad

“La relación sexual es la única forma de tener intimidad con alguien”.

“No sé qué hacer con mis deseos sexuales”.

“Me estoy perdiendo del placer sexual”…

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional”. (Romanos 12:1)

G. Conflictos de autoestima

“No me siento importante”.

“Tal vez no valgo gran cosa”.

“No soy digno de ser amado”.

“Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable”. (Isaías 43:4)

June Hunt, 100 Claves Bíblicas Para Consejería, vol. 89 (Dallas, TX: Esperanza para el corazón, 1990–2011), 3–4.

PRINCIPALES CAUSAS DE PROBLEMAS EN LOS ADOLESCENTES

A. Dependencia mal canalizada de los adolescentes

Los padres enfrentan la importante tarea de ayudar a sus hijos a transferir su dependencia de ellos para que aprendan a depender de Dios. Si este cambio no se consolida en los primeros años de la adolescencia, los adolescentes buscan la satisfacción de sus necesidades en el alcohol, las drogas, los amigos, la moda, los deportes, el sexo, los autos, la ropa, la música, las buenas calificaciones y hasta en las religiones ritualistas. En vez de depender de Dios, dirigen mal su dependencia. Quedan atrapados, porque buscan las cosas correctas en los lugares equivocados.crisis02

La búsqueda de amor

• Los adolescentes con una dependencia mal canalizada dicen:

“No puedo vivir sin mis amigos”.

“Tengo que ser aceptado por el sexo opuesto”.

“Necesitan decirme que me aman”.

“Debo tener relaciones sexuales para sentirme amado”.

La búsqueda de reconocimiento

• Los adolescentes con una dependencia mal canalizada dicen:

“Tengo que salir con alguien bien parecido”.

“Tengo que destacar en los deportes”.

“Tengo que tener mi propio auto”.

“Tengo que ser el mejor alumno”.

La búsqueda de seguridad

• Los adolescentes con una dependencia mal canalizada dicen:

“Tengo que ser verdaderamente popular”.

“Tengo que encajar en el grupo”.

“Tengo que pertenecer al club social correcto”.

“Tengo que tener mis propias cosas”.

Búsqueda de amor

• Los adolescentes que dependen de Dios dicen:

“Necesito tener una relación personal con Jesús como Señor, Salvador y amigo”.

“Necesito darme cuenta que soy aceptado por Dios y que tengo su aprobación”.

“Necesito saber que soy amado por Dios tal como soy, sin importar nada más”.

“Necesito amigos cristianos que me expresen el amor de Dios de manera integral y tangible”.

“Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado”. (Juan 15:12)

En busca de reconocimiento

• Los adolescentes que dependen de Dios dicen:

“Necesito saber que tengo un valor dado por Dios”.

“Necesito darme cuenta de que fui creado por Dios y que él tiene un propósito para mi vida”.

“Necesito comprender que Dios me dará más responsabilidades en la medida en que sea fiel en las cosas pequeñas”.

“Necesito confiar en que Dios va a trabajar a través de mí para llevar a cabo todos sus planes para mí”.

“Clamaré al Dios Altísimo, al Dios que me favorece”. (Salmos 57:2)

En busca de seguridad

• Los adolescentes que dependen de Dios dicen:

“Necesito darme cuenta de que soy un hijo de Dios y de que pertenezco a la familia de Dios”.

“Necesito ser disciplinado y no ceder a la atracción del mundo, la carne y Satanás”.

“Necesito ver las verdades de Dios como límites benévolos”.

“Necesito comprender que el Señor nunca me dejará ni me abandonará”.

“En el temor de Jehová está la fuerte confianza; y esperanza tendrán sus hijos”. (Proverbios 14:26)

B. La raíz del conflicto interno de los adolescentes

A los niños se les dice lo que deben pensar y hacer, son dirigidos por las actitudes y acciones de sus padres. En la adolescencia, se desafía la autoridad paterna. Los adolescentes son fuertemente influenciados por las actitudes y acciones de sus compañeros. Rechazan la idea de que sus padres son poseedores de “la” verdad y comienzan a buscar su propia verdad. Para ellos es fundamental la aceptación y aprobación de otros.

Creencia Equivocada:

“Ser aceptado por otros es más importante que hacer lo correcto”. “Quiero vivir a mi manera según mi propia verdad”

Creencia correcta:

“Me gustaría ser aceptado por otros, pero a la vez quiero ser una persona de carácter, capaz de decir “no” cuando me pidan que haga algo incorrecto. Cristo vive en mí y mi vida estará completa si escojo su camino y verdad.

June Hunt, 100 Claves Bíblicas Para Consejería, vol. 7 (Dallas, TX: Esperanza para el corazón, 1990–2011), 6–8.

EL PODER DE UNA MENTE LIMPIA

original.jpg

Las facultades mentales dependen de la salud.–La salud es una bendición cuyo valor pocos aprecian; no obstante, de ella depende grandemente la eficiencia de nuestras facultades mentales y físicas. Nuestros impulsos y pasiones tienen su asiento en el cuerpo, y éste debe ser mantenido en la mejor condición física y bajo las influencias más espirituales a fin de dar el mejor uso a nuestras aptitudes. Todo lo que merma la fuerza física, debilita la mente y la hace menos capaz de discernir entre el bien y el mal.–MJ 233(1912).

Todas las facultades pueden ser cultivadas.–Muchos no están haciendo la mayor suma de bien, porque ejercitan el intelecto en una dirección y descuidan de dar atención esmerada a aquellas cosas para las cuales piensan que no se adaptan. Dejan así dormir algunas facultades débiles, porque la obra que las ejercitaría, y por consiguiente las fortalecería, no les agrada. Deben ejercitarse y cultivarse todas las facultades de la mente. La percepción, el juicio, la memoria y todas las potencias del raciocinio deben tener igual fuerza a fin de que la mente esté bien equilibrada.–JT 1:290 (1872).

No descuidemos las facultades débiles.–Es agradable, pero no muy provechoso, ejercer aquellas facultades que son por naturaleza más fuertes, mientras descuidamos las débiles, que necesitan ser fortalecidas. Las facultades más débiles deben recibir cuidadosa atención, a fin de que todas las potencias del intelecto queden bien equilibradas y hagan su parte como una maquinaria bien regulada.

Dependemos de Dios para la preservación de todas nuestras facultades. En su relación con Dios, los cristianos se hallan en la obligación de educar su mente de manera que todas las facultades queden fortalecidas y se desarrollen más plenamente. Si descuidamos esto, nunca alcanzarán aquellas el propósito para el cual fueron destinadas. No tenemos derecho a descuidar ninguna de las facultades que Dios nos ha dado.

Vemos monomaníacos en todas partes. Con frecuencia son cuerdos acerca de todos los temas menos uno. La razón de ello es que un órgano de la mente se ejercitó especialmente mientras se dejó dormir a los demás. El que estuvo en constante uso se gastó y enfermó, y el hombre naufragó. Dios no fue glorificado por esta conducta. Si el hombre hubiese ejercitado de igual manera todos los órganos, éstos habrían alcanzado un desarrollo sano; no se habría impuesto todo el trabajo a uno y por lo tanto, ninguno se habría arruinado.–JT 1:291 (1872).

La mente se estimula cuando tiene un propósito.–Deberíamos tener un objetivo, un propósito en la vida. Si no hay propósito, hay inclinación a la indolencia; pero donde hay en vista un objetivo suficientemente importante, todas las facultades de la   p 251  mente se pondrán en espontánea actividad. Para lograr el éxito en la existencia, los pensamientos deben estar permanentemente fijos en el objeto de la vida, y no se los debe dejar vagar, ni que se ocupen en cosas sin importancia, ni que se satisfagan con una ociosa meditación contemplativa, que es el resultado de esquivar la responsabilidad. La edificación de castillos en el aire deprava la mente.–2T 429 (1870).Dollarphotoclub_63549490.jpg

El estómago sobrecargado debilita las facultades mentales.–Generalmente no se enseña a los niños la importancia de cuándo, cómo y qué deben comer. Se les permite satisfacer sus gustos a voluntad, comer a toda hora, servirse fruta cuando les da la gana, y esto, acompañado de pasteles y tortas, pan, mantequilla y fiambres que consumen constantemente, los vuelve golosos y dispépticos. Los órganos digestivos, como molino que se hace trabajar sin cesar, se debilitan, se exige la fuerza vital del cerebro, para que auxilie al estómago en su recargo de trabajo, y así las facultades mentales se debilitan. El estímulo anormal y el desgaste de las fuerzas vitales los vuelve nerviosos, impacientes por la restricción, dominados por su voluntad e irritables.–CRA 215 (1877).

El desarrollo como resultado del esfuerzo.–Debe enseñarse a los niños que el desarrollo tanto de las facultades mentales como de las físicas depende de ellos; es el resultado del esfuerzo.–CN 191 (1882).

Leyes inmutables.–Los hábitos físicos correctos promueven la superioridad mental. El poder intelectual, la fuerza física y la longevidad dependen de leyes inmutables.–CRA 33 (1890).

La mente se fortalece cuando se la trata correctamente.–Los que desempeñan cargos de confianza deben hacer diariamente resoluciones de gran trascendencia. A menudo deben pensar con rapidez, y esto sólo pueden hacerlo con éxito los que practican la estricta templanza. La mente se fortalece con las facultades físicas e intelectuales. Si el esfuerzo no es demasiado grande, cada nueva tarea añade nuevo vigor.

No obstante, muchas veces el trabajo de los que tienen planes de acción importantes que estudiar y decisiones no menos importantes que tomar, queda siniestramente afectado por un régimen alimentario impropio. El desarreglo del estómago perturba la mente. A menudo causa irritabilidad, aspereza e injusticia. Más de un plan de acción que hubiera podido ser beneficioso para el mundo se ha desechado; más de una medida injusta, opresiva y aun cruel ha sido llevada a cabo en consecuencia de un estado morboso proveniente de hábitos dietéticos erróneos.–MC 238 (1905).

Hay que evitar el exceso de trabajo.–He oído acerca de muchos obreros cuya salud se está quebrantando debido a la presión de las cargas que llevan. Esto no tiene por qué ser así. Dios desea que recordemos que somos mortales. No debemos abarcar demasiado en nuestra obra. No debemos mantenernos bajo tal presión que nuestras facultades físicas y mentales lleguen a agotarse. Se necesitan más obreros a fin de quitar algunas de las cargas de los que ahora las soportan pesadamente.–Ev 479 (1904).

Viviendo dos años en uno solo.–Al alumno que desea realizar en un año el trabajo de dos años, no se le debe permitir salirse con la suya. Pretender realizar un doble trabajo significa, para muchos, recargar en exceso la mente y descuidar el ejercicio físico. No es razonable suponer que la mente puede asimilar una provisión excesiva   p 252  de alimento mental; y recargar la mente es un pecado tan grande como recargar los órganos digestivos.–CM 282 (ed. PP); 227 (ed. ACES) (1913).

El estudio excesivo debilita el dominio propio.–El exceso de estudio, al incrementar la afluencia de sangre al cerebro, produce una excitación enfermiza que tiende a debilitar el dominio propio, y con demasiada frecuencia da lugar al impulso o al capricho.* De ese modo se abre la puerta a la impureza. El uso indebido o la falta de uso de las facultades físicas es, en gran medida, la causa de la corriente de corrupción que se extiende por el mundo. La “soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad” son enemigos tan fatales del progreso humano en esta generación, como cuando causaron la destrucción de Sodoma.–Ed 209 (1903).

Variemos los temas de los pensamientos.–Cuando se persiste exclusivamente en una determinada línea de pensamiento, a menudo la mente se desequilibra. Pero pueden emplearse sin peligro todas las facultades si se ejerce equilibrio en el uso de las aptitudes físicas y mentales y si los temas de pensamiento son variados.–Ed 209 (1903).

No hay que descuidar el estudio de las ciencias.–Si comprendiéramos plenamente nuestras oportunidades y privilegios, se podría llevar a cabo mucho más en la obra de la autoeducación. La verdadera educación significa más que lo que los colegios pueden dar. Aunque no se debe descuidar el estudio de las ciencias, existe una preparación más elevada que ha de obtenerse mediante una relación vital con Dios. Tome cada estudiante su Biblia y póngase en comunión con el gran Maestro. Edúquese y disciplínese la mente para luchar con problemas arduos en la búsqueda de la verdad divina.–PVGM 269 (ed. PP); 234 (ed. ACES) (1900).

El aire impuro afecta las facultades mentales.–Muchos se quejan continuamente de diversas indisposiciones, y sufren a causa de ellas. Esto ocurre casi siempre porque no trabajan prudentemente ni observan las leyes de la salud. Pasan mucho tiempo dentro de la casa, en habitaciones calefaccionadas llenas de aire impuro. Ahí se dedican con ahínco a estudiar o a escribir, sin hacer mucho ejercicio físico y con poco cambio de actividad. Como consecuencia de ello la sangre circula con lentitud y las facultades de la mente se debilitan.–T 4:264 (1876).

Evitemos las prácticas que debilitan.–Toda costumbre que tiende a debilitar la fuerza física o mental incapacita al hombre para el servicio a su Creador.–CS 527 (1885).

Cómo conservar las facultades mentales.–El que cultiva la sencillez en todos sus hábitos, reprimiendo el apetito y controlando las pasiones, puede preservar la fortaleza, la actividad y el vigor de sus facultades mentales. Estas estarán prontas para percibir cualquier cosa que demande pensamiento o acción, serán agudas para discriminar entre lo santo y lo impío, y estarían listas para ocuparse de todo lo que sea para la gloria de Dios y el beneficio de la humanidad.–CBA 2:1000 (1881).

La corriente eléctrica afecta los poderes vitales.–La inacción física no sólo disminuye el poder mental, sino también el moral. Los nervios del cerebro, que conectan todo el organismo, constituyen el medio por el cual el cielo se comunica con el hombre y afecta la vida íntima. Todo lo que perturbe la circulación de la corriente eléctrica   p 253  en el sistema nervioso, debilitando así las facultades vitales y disminuyendo la sensibilidad mental, dificulta la tarea de despertar la naturaleza moral.–Ed 209 (1903).

Pensamiento independiente y discriminación moral.–La educación que consiste en adiestrar la memoria tiende a desalentar la reflexión personal, ejerce una influencia moral que se aprecia demasiado poco. Al renunciar el estudiante a la facultad de razonar y juzgar por sí mismo, se incapacita para distinguir la verdad y el error, y es fácil presa del engaño. No cuesta inducirlo a seguir la tradición y la costumbre.–Ed 230 (1903).

Preparados para lograr la más elevada eficiencia.–Tanto las facultades físicas como las mentales, con sus afectos, deben ser preparadas para alcanzar la más elevada eficiencia.–Folleto The Circulation of Our Health Journals [La circulación de nuestras revistas de salud], p. 1, 1901 (CH 445).

El estudio de la naturaleza fortalece el carácter.–En estas lecciones que se obtienen directamente de la naturaleza hay una sencillez y una pureza que las hace del más elevado valor. Todos necesitan las enseñanzas que se han de sacar de esa fuente. Por sí misma, la hermosura de la naturaleza lleva al alma lejos del pecado y de las atracciones mundanas y la guía hacia la pureza, la paz y Dios. Demasiado a menudo las mentes de los estudiantes están ocupadas por las teorías y especulaciones humanas, falsamente llamadas ciencia y filosofía. Necesitan ponerse en íntimo contacto con la naturaleza. Aprendan ellos que la creación y el cristianismo tienen un solo Dios. Sean enseñados a ver la armonía de lo natural con lo espiritual. Conviértase todo lo que ven sus ojos y tocan sus manos en una lección para la edificación del carácter. Así las facultades mentales serán fortalecidas, desarrollado el carácter, y ennoblecida la vida toda.–PVGM 14 (1900).

El estudio de la Biblia da poder a la mente.–Los que desean ardientemente obtener conocimiento para ser una bendición a sus semejantes, recibirán ellos mismos la bendición de Dios.* Mediante el estudio de su Palabra sus facultades mentales serán despertadas a una actividad fervorosa. Se producirá una expansión y un desarrollo de las facultades, y la mente adquirirá poder y eficiencia.–PVGM 269 (ed. PP); 234 (ed. ACES) (1900).

La conversión elimina las tinieblas de la ignorancia.–En la Biblia se revela la voluntad de Dios. Las verdades de la Palabra de Dios son la expresión del Altísimo. El que convierte esas verdades en parte de su vida llega a ser en todo sentido una nueva criatura. No recibe nuevas facultades mentales; en cambio, desaparecen las tinieblas que debido a la ignorancia y el pecado entenebrecían su entendimiento. “Te daré un corazón nuevo” quiere decir: “Te daré una mente nueva”. Al cambio de corazón lo acompaña siempre una clara convicción del deber cristiano, y la comprensión de la verdad. El que con oración da atención estricta a las Escrituras tendrá conceptos claros y juicios sanos, como si al volverse hacia Dios hubiera alcanzado un plano superior de inteligencia.–MeM 24 (1913).

 

Elena G. de White, Mente, Carácter Y Personalidad: Tomos 1 Y 2 (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1977), 250–253.